¿Cuales son las distintas clases de quiebra? Bancarrota Capítulo 7 y Capítulo 13

quiebra

Con la ayuda de un abogado especializado en bancarrota podrá determinar si es elegible para el Capítulo 7, que es la forma más común de quiebra y eliminará la mayor parte de sus deudas no seguras, si usted no es elegible para el capítulo 7, entonces podrá aplicar por el Capítulo 13 el cual hará una reestructuración de sus deudas y se establecerá un plan de pago a sus deudores en un plazo de 3 a 5 años, consulte con un abogado de bancarrota en su estado para saber cuales son los requerimientos específicos que se aplica y las exenciones en su Estado. Si prepara todo con tiempo puede intentar reunir las exenciones y cumplir con todos los requerimientos para que pueda calificar para la bancarrota del capítulo 7, que es la opción más exitosa para la mayoría de la gente.

Planificando el momento en que va a aplicar por bancarrota también puede ser importante si usted está planeando solicitar préstamos escolares dentro de los próximos 3 a 5 años.

Ambas opciones de bancarrota le brindarán la protección de los tribunales contra la ejecución hipotecaria, embargo de salario, y posibles juicios debido a sus acreedores, lo que hace de bancarrota capítulo 13 una opción atrayente incluso si no puede aplicar por el capítulo 7, a pesar de tener que pagar una buena parte de su deuda.

El Capítulo 13 es mas común para personas con altos ingresos que no califican para eliminar sus deudas no seguras por lo tanto hacen una reestructuración de la deuda y se establece una cantidad a pagar mensualmente a los acreedores, desafortunadamente no te da ningún margen si hay un cambio en su capacidad para pagar las cantidades acordadas, por lo que esta no es siempre una buena opción para las personas.

 Manutención a menores (Child Support) bajo el Capítulo 7 y Capítulo 13 de quiebras

Ninguna opción de quiebra le hará salir del pago o manutención de su niño o niños, apoyo familiar o conyugal, pero a veces la bancarrota puede ayudarle a cumplir otras deudas de un divorcio, que le debe a su cónyuge. Consulte a un abogado de bancarrota en su estado para determinar cuáles de sus deudas de divorcio puede ser realmente descartadas.

Resumen y ventajas del capítulo 7 de la bancarrota

El Capítulo 7 es la opción en que se suele pensar cuando pensamos en quiebra. Es una descarga de todas o cerca de todas sus deudas no garantizadas, como tarjetas de crédito, préstamos personales y préstamos comerciales.

Por otro lado, los préstamos para el hogar y préstamos de automóviles, son casi siempre prestamos seguros.

Algunos otros ejemplos de deuda no garantizada que pueden desaparecer con una bancarrota son las facturas médicas, facturas vencidas, sentencias que no se han implementado todavía, impuestos sobre la renta que aún no tienen un lien contra ellos y, en algunos estados, pagos atrasados de alquiler. Los préstamos estudiantiles a pesar de ser no garantizados, no están exentos cuando se hace la declaración de quiebra. Esto significa que no puede dejar de pagar su préstamo estudiantil.

En el capítulo 7 se dejan de hacer los pagos en el momento que su abogado pone la aplicación y el proceso suele ser rápido, generalmente dentro de 3 a 6 meses.

Aunque puede proteger algunos bienes en una bancarrota del capítulo 7, la cantidad de bienes que puede proteger varía en cada caso. Asegúrese de consultar a un abogado de su estado para consultar acerca de la protección de los bienes personales como su casa o su vehículo.

En California, por ejemplo, dependiendo de su estado civil, la situación de la discapacidad y la edad, son capaces de proteger entre $75.000-$175.000 de valor en su casa. Para algunas personas, esto puede mantener el hogar exento de venta forzosa. Sin embargo si hay 500.000 dólares de valor en su casa, usted se vería obligado a vender su casa y usar la venta para pagarle a sus acreedores.

Con bancarrota del capítulo 7 la principal ventaja es que usted será elegible para hipotecas, coche, crédito y préstamos estudiantiles de nuevo con bastante rapidez porque los nuevos acreedores saben que no puede declarar bancarrota del capítulo 7 de nuevo por 8 años.

Sin embargo, si puede aplicar por la bancarrota del capítulo 13, aunque no habrá ninguna condonación de la deuda adicional, en un plazo de cuatro años después que haya cerrado su caso del capítulo 7. Esta es una práctica común que es conocida informalmente como el capítulo 20. La ventaja de esta opción es la posibilidad de establecer un plan de pagos para lo que queda de la deuda después de la descarga, con la plena protección de los tribunales de quiebras.

La mayor ventaja del capítulo 7 y el capítulo 13 es que al declarase en quiebra se detienen inmediatamente las procesos judiciales que están pendientes contra usted.

Resumen y ventajas del capítulo 13 de la bancarrota

El Capítulo 13 de bancarrota es realmente algo asi como una orden de un tribunal para hacer un plan de reembolso a sus acreedores. La elegibilidad se determina por sus ingresos, por lo que a menudo es la única opción de quiebra para aquellos con un mayor nivel de ingresos, que no son elegibles para la consolidación de deuda.

En California, por ejemplo, se verá obligado a hacer una bancarrota del capítulo 13, si una sola persona gana más de $52,416 al año. Para dos personas la cantidad es hasta $70,245, con tres personas sólo es ascendido a $75,160, y con cuatro personas pasa a sólo $84,059.

El Capítulo 13 puede no parecer una gran opción, pero sí detener muchos procedimientos legales contra usted, como embargos, pleitos, retención de salarios, y no pagar la mayor cantidad de sus préstamos.

Con bancarrota del capítulo 13 se elaborará un plan de pago con un fideicomisario, quien supervisará todas sus transacciones financieras y manejará sus pagos. Usted tendrá que pagar el fideicomisario para este servicio.

Será necesario que un magistrado mire por encima de sus gastos y sus ingresos. El juez se encargará de que con ese plan de pago, usted liquide su deuda en tres o cinco años de pago con el dinero sobrante de cada mes después de gastos. La mayoría de las personas tiene un plan de cinco años.

Si usted puede permitirse el plan de tres años puede elegir esa opción, ya que sólo aproximadamente 1/3 de las personas completan satisfactoriamente su plan de pago del Capítulo 13. Mucho puede pasar en cinco años, o incluso tres. Si su situación financiera cambia y no puede hacer su pago perderá la protección de los tribunales y todo lo que usted pagó.

A diferencia de la bancarrota del capítulo 7, con el capítulo 13 no podrá recibir ofertas de crédito o financiación para la duración de su plan de pago.

No puede aplicar por la bancarrota del capítulo 7 después de una bancarrota del capítulo 13 durante seis años. A veces hay una excepción a esto si usted pagó todos o al menos el 70% de sus préstamos garantizados en el Capítulo 13.

¿Cómo afectan el Capítulo 7 y Capítulo 13 de quiebra al reporte de crédito?

Una bancarrota del capítulo 7 permanecerá en su informe de crédito por 10 años, sin embargo, sólo afectará a su capacidad para obtener financiamiento o tarjetas de crédito por aproximadamente un año.

Una bancarrota del capítulo 13 permanecerá en su informe de crédito por sólo siete años, pero usted no será capaz de obtener ningún tipo de financiamiento o crédito durante el período de duración de su plan de pago.

Ambos tipos de bancarrota permanecerán en el registro público de forma permanente, incluso si usted no llega a ir a la quiebra por abandonar el caso.

¿Necesito un abogado para un capítulo 7 o el capítulo 13 de bancarrota?

Usted es capaz de presentar una bancarrota del capítulo 7 por sí mismo. Esto se llama un litigante pero debe estar muy seguro de que entiende la ley y los procesos que debe pasar, antes de decidir aplicar por si mismo. Si comete un error puede afectar su futuro financiero y los tribunales no serán indulgentes sólo porque usted no ha entendido el proceso. Puede obtener la ayuda de “preparadores” de petición no-abogados , pero no serán capaces de darle aviso legal alguno, ni le ayudarán a entender las preguntas que se le pide. Lo mas aconsejable es consultar con un abogado especializado en quiebra, la bancarrota puede darle un nuevo comienzo así que no quiere tener sorpresas desagradables al final de su quiebra.

Las leyes y las excepciones para una bancarrota del capítulo 13 son aún más complejas. Aunque mucha gente decide presentar ellos mismos, no recomendaría la presentación por usted mismo para el capítulo 7 o el capítulo 13, sin al menos una consulta con un abogado. El costo promedio en todo el país con un abogado de bancarrota, incluyendo todas las tasas, generalmente es de menos de $2000. Considerando el potencial de ahorro y la cantidad de trabajo que supone, es una pequeña inversión para contratar a un abogado. Muchas personas aplican por la bancarrota después de recibir dinero por su declaración de impuestos.

Decida lo que decida, la bancarrota puede ofrecer alivio a las incesantes llamadas telefónicas, cartas y estrés provocado por los problemas financieros. Considerando que la quiebra es causada con mayor frecuencia por cuestiones médicas, divorcio o la pérdida de puestos de trabajo, en lugar de gasto irresponsable, es cierto que todos merecemos una oportunidad para empezar de nuevo. La quiebra puede ser la oportunidad que usted necesita. Busque un abogado de bancarrota cerca de usted.

Ley de Bancarrota: Conceptos Básicos
Bancarrota capítulo 7
Bancarrota capítulo 13
Cómo Declararse en Quiebra?
¿Cuáles son las diferencias entre una quiebra del Capítulo 7 y una del Capítulo 13?
¿Cómo puede ayudarme un abogado en quiebras?
¿Declararme en quiebra me librará de todas mis deudas?
Después de declararme en quiebra, ¿mis acreedores ya no podrán llamarme?
Consecuencias de declararse en bancarrota en Estados Unidos